Tratamiento del Edema Veno-Linfático | Lic. Garcia Simms
Tratamiento Edema

Todo edema existente debe ser tratado de manera conservadora implementando un Programa Integral de Rehabilitación.

› Drenaje linfático manual terapéutico
› Hidroterapia
› Elastocompresión / vendajes
› Gimnasia miolinfoquinética
› Kinesioterapia y fisioterapia en insuficiencias venosas crónicas
› Ejercicios terapéuticos
› Tratamiento del linfedema / post mastectomía
› Tratamiento post quirúrgico en cirugía plástica / cicatrices

Basado en aplicar diferentes técnicas manuales y de fisioterapia cuyos objetivos son:

› Tratar de manera conservadora todo edema existente
› Reabsorber hematomas indeseables
› Educar al paciente en cuanto a la importancia de la prevención
› Proponer un conjunto de posibilidades terapéuticas físicas capaces de aliviar al paciente y evitar complicaciones futuras


RPG

› Linfedema y sus formas asociadas
› Flebedema
› Insuficiencia venosa crónica (grados I,II,III)
› Insuficiencia venosa secundaria no post trombótica
› Edema por compresión
› Embarazo
› Ulcera venosa
› Edema inflamatorio post quirúrgico
› Post quirúrgicos oncológicos y de cirugía plástica
› Insuficiencia de las bombas impulso-aspirativas.

Objetivos generales:

› Aumentar la capacidad de transporte del sistema vascular linfático
› Prevenir la evolución de esta patología hacia el estadio de elefantiasis
› Reducir el volumen del miembro afectado

Objetivos particulares:

› Disminuir el dolor
› Mejorar la movilidad articular
› Rehabilitar la bomba muscular
› Corregir la postura del paciente
› Disminuir el tiempo de recuperación post-quirúrgica

Drenaje linfático manual

Consiste en dos principales maniobras:
Evacuación
  Estimula a los colectores linfáticos, responsables de la evacuación del edema.

Reabsorción
  Aumenta la reabsorción de proteínas y facilita su posterior evacuación.
  Es más efectiva si es precedida por la maniobra de evacuación.

"Por lo tanto el drenaje linfático manual aumenta la reabsorción y el flujo de proteínas".

Mecanismo de acción

Su aplicación se basa en la acción de una onda de presión cuya dirección va de distal a proximal. Esta onda genera un gradiente de presión que decrece desde la región distal hacia la raíz del miembro tratado. El gradiente de presión actúa sincronizado con el desplazamiento de la onda compresiva.

La presoterapia actúa esencialmente sobre la reabsorción del líquido y no tiene ningún efecto sobre la reabsorción de proteínas; como consecuencia, la concentración de proteínas aumenta la presión oncótica favoreciendo la instalación y el mantenimiento del edema, la proliferación de tejido fibroso y la manifestación de reacciones inflamatorias. Los equipos utilizados son los que actúan de manera secuencial e intermitente. Por lo tanto la presoterapia constituye una contraindicación en el tratamiento del linfedema si no es acompañada de drenaje linfático manual.

El vendaje constituye un pilar esencial en el tratamiento de la insuficiencia venosa y linfática.

1- Las vendas indicadas deben ser de corta extensibilidad.
2- La superposición de varias vendas, garantiza una presión degresiva.
3- El efecto masaje es más eficaz. Este se define como las diferencias entre las máximas y mínimas presiones registradas en la interfase venda-miembro causadas por la contracción muscular.
4- El uso del vendaje aumenta el flujo linfático.
5- Las contracciones isodinámicas con el vendaje generan un significante aumento de la reabsorción del edema.

Constituye un medio externo en forma de manga, media o faja que mantiene los resultados obtenidos con el tratamiento, su función se basa en el aumento de la presión tisular y la consiguiente disminución de la filtración una vez que la prenda ha sido perfectamente adaptada a las necesidades del paciente, soporta y sostiene al comportamiento cutaneo.
Se aconseja al paciente colocarse la contención antes de levantarse por la mañana para evitar así que la acción de la gravedad aumente el proceso de filtración.

Tan rápido como el profesional considere necesario indicar la prenda de elastocompresión, ésta debe ser indicada y colocada inmediatamente después del tratamiento, de esta manera la piel se retractará gradualmente.

La contención resulta en la mayoría de los casos esencial e indispensable para mantener la disminución del volumen obtenida durante el tratamiento.

La realización de ejercicios complementan la acción del vendaje.

No solo permiten el desarrollo armónico de los movimientos y la elasticidad corporal, sino a través de la contracción muscular se produce un aumento del retorno venoso y linfático.

En el caso de tratar un linfedema, se deben realizar con la elastocompresión puesta, y del tipo isotónicos para dar lugar a la acción de los linfáticos articulares.

› Masajes transversales y fricciones para mover la piel sobre los tejidos profundos y despegar adherencias.
› Laser y ultrasonido sobre los bordes cicatrizales para reducir la inflamación y el dolor.
› Electroterapia para estimular los nervios dañados y traccionados por los procesos cicatrizales, el objetivo es liberar estas estructuras y tratar de mantenerlas en forma elástica y blanda.

I Fase de drenaje

1- Higiene de la piel para combatir o prevenir la infección o las micosis
2- Drenaje Linfático Manual
3- Vendaje compresor
4- Ejercicios miolinfokinéticos, movilización activa

II Fase de mantenimiento

1- Manguito compresor permanente
2- Ejercicios miolinfokinéticos
3- Higiene de la piel
4- Controles regulares, colaboración y disciplina del paciente

La evolución del paciente se realiza tomando una medición perimétrica con el centímetro. Las medidas se vuelcan en una planilla y se tienen en cuenta también algunos criterios de mejoría, la tensión de la piel, el volumen del miembro, el dolor y la movilidad funcional.

Todos estos datos permitirán al médico realizar un seguimiento eficaz del paciente durante todo el tratamiento.

Solicitá tu turno al:

6091-0164

RIVIERA PARK

4871-7085

CLUB NORDELTA